Así empieza:

Populismo, fascismo, extremismo de izquierda, nacionalismo, sectarismo, crisis, corrupción y pobreza. Un pueblo manipulado, radicalizado y polarizado en el que la gran brecha entre las clases sociales desemboca en enfrentamientos irreconciliables en barricadas físicas y simbólicas, en tensión latente, odio y, definitivamente, violencia. La legitimidad se persigue en las calles y se llama a tomarlas, a controlar las masas. No sólo a subvertir el statu quo, sino a arrasar con todo lo anterior por obsoleto. El caldo de cultivo es la división: los que confían en que el sistema aún puede funcionar, los que piensan que está podrido hasta la médula, los que tampoco se ven representados por la alternativa, los olvidados y aquellos que siguen bailando ausentes a todo. Hay que tomar partido entre la necesidad de que todo cambie y el miedo a perder lo poco que se tiene. Mientras, el idealismo queda triturado, machacado y desesperanzado. La desmemoria nos lleva a repetir nuestros errores y la nuestra últimamente comienza a ser alarmante.

Sabedor de que los grandes movimientos de la Historia se perciben mejor a través de las personas comunes, que son quienes verdaderamente las sufren y donde definitivamente se reflejan, Jason Lutes retrata con precisión quirúrgica la Alemania de entreguerras y la grave crisis social, política y económica que llevó al auge del nacional socialismo y a la ascensión del partido nazi al poder. Rigurosamente documentado, traza un minucioso fresco de personajes con sus vidas cruzadas que cubre todos los estratos de la sociedad, cada uno con sus cuitas, con un dibujo limpio, preciso, naturalista, más cercano a la línea clara de la BD franco-belga que al cómic norteamericano mainstream. Astiberri lleva adelante una edición hermosísima de esta novela gráfica esencial a la espera de un tercer tomo final que tanto se está haciendo de rogar. Mientras esperamos, releamos tantas páginas, tantos hechos, tantos discursos que, maldita sea, resuenan en el hoy, el aquí, el ahora.

Berlín.
Edición original: Berlin, Drawn and Quarterly 1996-presente.
Guión y dibujo: Jason Lutes.
Traducción: Kike Benlloch y Óscar Palmer.
Rotulación: Cristina Ruiz y Rusia Lettering.
Astiberri 2005-presente.