La ficción se fundamenta en sacar partido a nuestros miedos. Al miedo a perder para siempre a nuestros seres queridos se le contrapone una incómoda pregunta: ¿No sería inquietante si un día volvieran de la muerte como si nada para regresar a su día a día? Y de ahí al egoísta nudo gordiano cortado de cuajo por la ley natural: ¿Cómo puede prosperar la nueva generación si la vieja no hace sitio? Algo que no contemplamos en la vida real, explorado en la ficción puede causarnos una sacudida fascinante.

Ahora que un concepto de origen tan profundamente religioso como la resurrección de los muertos está de moda, ya sea como caminantes descerebrados, hambrientos velocistas o perturbadores vueltos a la vida, Revival ofrece un giro interesante al concepto al entrecruzarlo con el género policiaco y con un fresco de personajes bien perfilados donde todo el mundo esconde algo podrido. Un rural noir deudor de series de televisión como Fargo y Forbrydelsen que retrata de manera esclarecedora la América profunda y tan bien escrito que sería digno de Stephen King. A una trama compleja con múltiples ramificaciones y salpicada de interesantes reflexiones sobre el valor de la vida se le añade un dibujante falto de personalidad, pero impecable, eficaz y técnicamente brillante, y el buen trabajo de una pequeña editorial valenciana que está expandiendo su catálogo de forma muy interesante con ediciones bien ajustadas. Se merecen tener éxito y este, uno de los mejores tebeos que se publican actualmente, bien podría contribuir a ello.

Revival.
Edición original: Image Comics 2012-presente.
Guión: Tim Seeley.
Dibujo: Mike Norton.
Color: Mark Englert.
Portadas: Jenny Frison
Traducción: Alberto Díaz.
Rotulación: JC Ruiz.
Aleta Ediciones 2014-presente.