Te he llevado conmigo toda la vida. Desde que éramos unos niños que nos creíamos adultos correteando por las calles, desde que eras lo único que veía sentado en mi pupitre de clase, desde que te veía rodeada por otros en mitad de la pandilla y en los clubs. Y ahora te encuentro cambiada y me pregunto qué nos pasó. Me dicen que ya no eres la misma. Que has crecido y madurado. Que la vida que ahora deseas es otra. Y yo pienso que seguimos desorientados. Que aún estamos esperando. Somos producto de nuestra cobardía, de las malas decisiones que tomamos, de los errores que cometimos y sobre los que ya no hay vuelta atrás. Hemos descubierto que la revolución que proyectábamos estaba en nuestro interior y ahora sólo anhelamos un poco de paz. Sin embargo, por dentro, seguimos siendo las mismas personas. Más calmadas. Más cansadas. Pero nuestras dudas, nuestras necesidades, lo que nos hace temblar, no ha cambiado. Aún, como treinta años atrás, seguimos perdidos.

El último capítulo en la saga de Maggie Chascarrillo y Hopey Glass es un tebeo extraordinariamente narrado y magistralmente dibujado que desvela una mirada llena de ternura y comprensión hacia el ser humano. Jaime Hernández cada vez más se basa en la simplicidad de la línea pura, de la mancha en negro en contraste con la vida llena de grises de sus personajes. Son pequeñas historias, retazos de vidas entrecruzadas en las que muchas veces da la impresión de que apenas pasa nada. Como un maestro de la elipsis, interpola detalles, da saltos adelante y atrás en el tiempo con sólo cambiar un detalle de una viñeta, para tejer un complejo tapiz que se resuelve con claridad meridiana cuando se ve en su contexto. Chapuzas de Amor es también una emocionante revelación para todos aquellos que han convertido a sus personajes en viejos amigos, que los sienten como parte de su mundo y que se han enamorado irremisiblemente de Maggie y Hopey. Es cierto que como obra independiente se sostiene bastante bien, pero gran parte del pellizco que nos proporciona reside en conocer a las protagonistas, en saber que vienen del mismo lugar que nosotros y en ver que han crecido en direcciones paralelas a las nuestras. Podrían ser nuestro grupo de amigos, parte de nuestra familia, nosotros mismos. Por eso el final golpea así.

Chapuzas de Amor.
Edición original: The Love Bunglers / Love And Rockets: New Stories 3-4, Fantagraphic Books 2010-2011.
Guión y dibujo: Jaime Hernández.
Traducción: Lorenzo Díaz.
Rotulación: Iris Bernárdez.
Ediciones La Cúpula 2015.